El camino tortuoso de las mujeres en el acceso a la tecnología

A lo largo de la historia el rol de la mujer ha estado marcado por la opresión social de permanecer en el espacio privado. Por ello cuando querían acceder al campo académico, artístico o científico eran muy criticadas, y los trabajos que han realizado han sido puestos en tela de juicio y desestimados. Han tenido que pasar muchos años para poder reconocer y darles crédito por los aportes y hallazgos realizados.

Si bien a nivel global se han logrado algunos avances, lamentablemente el camino de la mujer para hacer uso de la tecnología sigue siendo tortuoso. Las mujeres debemos enfrentarnos (sabiéndolo o no) a escenarios que nos colocan en desventaja y sobre los cuales en muchas ocasiones no podemos tener injerencia directa. De esta manera, existen tres escenarios impactantes en la apropiación de la tecnología por parte de las mujeres son las siguientes.

Acceso a Internet

Si bien en el Perú la brecha digital es un problema que afecta a la población en general, quienes se encuentran en más desventaja son las mujeres ya que conforman el grupo de personas más excluidas económica, social y políticamente en el día a día. En ese sentido al ser de clase baja, con educación básica, vivir en la periferia o en una zona rural y ser mujer se tiene oportunidades muy limitadas para acceder a nuevas tecnologías.

Tiempo y espacio

Poder contar con espacio y tiempo necesario para poder desarrollar habilidades relacionadas a la tecnología es un desafío constante para las mujeres. Porque implica luchar contra estereotipos ya que normalmente a quien se le relaciona con el ámbito tecnológico es al hombre. Además, constantemente las mujeres cumplen diversos roles ya sea trabajen o estudien también se hacen cargo de labores/trabajos dentro de casa (cocinar, limpiar, lavar, etc). Con lo cual cuentan con poco tiempo libre para poder generar contenido en línea, aprender a codificar o hacer uso de plataformas que le ayuden a desarrollar alguna habilidad.

Vulnerabilidad

Quienes logran acceder a Internet y se apropian en distintos niveles de herramientas tecnológicas, también pueden encontrarse en una posición de vulnerabilidad ya que están ingresando a un espacio que refleja muchos problemas de la sociedad como el machismo. De esta manera, es común tener enfrentamiento constantes con otros usuarios solo por compartir imágenes, comentar o publicar algo a favor de la igualdad de género. Las mujeres suelen ser víctimas de ciber acoso, porn revenge, cyber bullyng, etc.

Con todas estas trabas deberíamos de cuestionar no solo las bajas estadísticas de acceso a internet por grupos vulnerables como las mujeres, sino reflexionar sobre las consecuencias que esto genera tanto a nivel individual, social y tecnológico. Cuando una mujer que hace uso de la tecnología desde el ciber activismo, codificando, escribiendo en un blog o cualquier otra actividad también está ejerciendo su libertad y empoderamiento.

Leave a reply

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.