¿Cuál es el perfil de los agresores virtuales en Perú?

Continuamos con nuestra serie del blog donde compartimos los principales hallazgos y análisis de nuestra investigación sobre violencia de género en línea. Cada semana estaremos publicando un post con un tema específico para contribuir a las discusiones sobre este tema.

Para nuestra reciente investigación, llevamos a cabo encuestas y entrevistas para conocer los diversos aspectos de la violencia de género en línea (VGL) desde la perspectiva de quienes la han experimentado. Logramos conversar con activistas feministas, defensoras de los derechos humanos, estudiantes y periodistas.

Como comentábamos en el post anterior, las agresiones en línea aprovechan ciertas características específicas de la tecnología para ser más efectivas. Con lo cual, surgen diversas posibilidades de cómo agredir. En esta entrada, presentaremos el perfil de la persona agresora.

¿Quiénes agreden?

Los agresores incluyen a una diversidad de actores y perfiles, desde desconocidos y compañeros de trabajo, hasta miembros de familia y ex parejas. A continuación, la clasificación de perfiles:

Agresores anónimos

Según el 76% de personas que respondieron la encuesta, la VGL se ejerce principalmente por desconocidos o personas anónimas. Además, es posible que quienes agreden tengan algún tipo de relación con las víctimas pero que no se las pueda reconocer porque usan otros perfiles.

Violencia ejercida por grupos organizados

Un 15%  de personas encuestadas reportó que la violencia era ejercida por grupos organizados. Según los testimonios, los grupos están organizados alrededor de afiliaciones políticas, sociales o religiosas, son de carácter conservador y en ocasiones fundamentalistas. Los agresores acosan y reportan de manera sistemática perfiles públicos y/o privados de sus víctimas en el contexto de diferentes discusiones sobre temas de coyuntura, como el currículo de igualdad de género, la legalización del aborto o difusión de información sobre violencia estatal.

Violencia ejercida por amigos, parejas o exparejas

El 20% de encuestados reportó que la violencia viene de amigos, 17% de ex parejas y 2% de parte de parejas actuales. Encontramos que esta violencia se realiza para ejercer prácticas de control social. Muchas de las dinámicas sobre cómo se observa y controla al cuerpo en espacios físicos, también se reproducen por medio de herramientas tecnológicas. Las prácticas de control sexual o social se manifiestan por medio del acceso no autorizado a dispositivos, la difusión de imágenes íntimas sin consentimiento y otras violaciones a la intimidad de las personas. Una de las entrevistadas comentó: “la tecnología se está usando como un mecanismo de control en relaciones románticas”.

Violencia ejercida por la influencia de personajes públicos

Otro tipo de agresor es el personaje público o influyente que invoca a más agresiones. En las entrevistas se mencionaron que hay personajes que incitan el hostigamiento a activistas. Como el caso de un estudiante universitario que fue denunciado en Ni Una Menos por hostigamiento virtual por más de una persona. Más tarde, este personaje se convirtió en una voz en contra del “feminismo extremista” ganando seguidores que agredían a quienes apoyaban a las denunciantes.

Violencia ejercida por la influencia de periodistas y medios masivos

En las entrevistas, se comentó que la cobertura irresponsable de noticias sobre violencia de género en la prensa puede generar acoso contra las víctimas por parte del público, sobre todo cuando periodistas exponen la imagen y los datos personales de las personas que aparecen en sus reportajes.

¿Quiénes lidian con la VGL?

Por otro lado, para identificar quiénes se encuentran más vulnerables a este tipo de violencia, preguntamos por los aspectos de sus vidas donde era más recurrente la violencia. De esta manera, encontramos que el ámbito personal (57%) y del activismo (53%) eran los más comunes.

Esto nos indica que la violencia de género no solo responde a la identidad de quién publica un comentario, una foto, una denuncia, etc., sino que la VGL busca castigar la expresión de ideales, intereses y contenido que defienden la igualdad de género.

Encontramos que hay tres grupos de personas que sufren violencia de género en línea en el Perú:

  • Mujeres y personas LGBTIQ+: que desafían normas heteronormativas sobre el género y la orientación sexual. En este caso, la violencia busca invisibilizar e invalidar estas identidades y experiencias de vida.
  • Activistas feministas y defensores de los derechos de las mujeres, LGBTIQ+ y de la igualdad de género: La violencia en línea es usada para silenciar o reprimir a todas aquellas opiniones relacionados a la equidad social entre géneros.
  • Mujeres de origen indígena o afro: que defienden su origen étnico de manera pública y su corporalidad. En este caso, las violencia en línea busca ejercer control sobre estos cuerpos y excluirlos de estos espacios.

En el siguiente artículo de esta serie comentaremos sobre los discursos de odio basados en género y cómo se manifiestan.

Agradecemos a todas las personas que participaron de la investigación: activistas, defensorxs de derechos humanos, personas de la comunidad LGBTIQ+, feministas y personas quienes han enfrentado este tipo de violencia. Les agradecemos por su tiempo, interés y ganas de seguir construyendo espacios digitales seguros.

Ilustración: Chica Espinaca para Hiperderecho

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *