Políticas Públicas y Start Ups: Una guía de bolsillo

¿Por qué a una startup debería de importarle lo que pasa en el Congreso? ¿Qué tiene que ver tu emprendimiento tecnológico con lo que se decida en un Ministerio? En Hiperderecho, nos hacen estas preguntas muy seguido. Por eso, estamos muy contentos de presentarles nuestro más reciente proyecto: Políticas Públicas y Start Ups.

En Perú, no hay una sino muchas leyes que se aplican a los emprendimientos tecnológicos. Aunque no lo creas, la mayoría de estas reglas han sido escritas sin pensar en la perpsectiva de las startups y probablemente sin preguntarles directamente su opinión. Nuestra nueva Guía de Bolsillo buscar orientar a los emprededores tecnológicos y las start ups en el camino de la incidencia en asuntos públicos como esos y ayudarlos a involucrarse más directamente. Este proyecto cuenta con el auspicio de Google.

¿Qué son la políticas públicas?

Son el conjunto de principios, leyes, decisiones y actividades del Estado que inciden sobre la vida pública. Determinan los objetivos, planes estratégicos y reglas aplicables a la mayoría de las relaciones comerciales y privadas que entablamos. Desde cuánto gastar en presupuesto para el sector educación hasta qué tipo de negocios que se pueden poner en una calle, todo pasa por un proceso de toma de decisiones de política pública.

¿Quién las crea?

El Estado, en todos sus niveles, es quién decide o gestiona el diseño de las políticas públicas. Sin embargo, estos procesos involucran muchas veces la participación de otros. Los gremios, las empresas, las organizaciones de la sociedad civil, las universidades y los ciudadanos individualmente también cuentan con mecanismos y alternativas de participación. Los emprendedores tecnológicos, como parte del sector privado, también puede y deben de involucrarse en este proceso.

¿Por qué involucrarse?

Las políticas públicas se van a discutir, aprobar y aplicar a nuestra vida incluso si no participamos de su creación. Las leyes y decisiones que hoy se discuten en el Congreso o en los Ministerios, tarde o temprano van a terminar impactando nuestros modelos de negocio, planes de expansión o futuros emprendimientos. Peor aún, si el Estado no logra conocer todos los intereses y puntos de vista especializados sobre una realidad, lo más probable es que termine dando leyes imposibles de cumplir o demasiado genéricas.

¿Cómo involucrarse?

Como partes interesadas en un debate, debemos de identificar los espacios de incidencia donde se discuten y definen las políticas públicas que afectan nuestros emprendimientos. Estos debates no se llevan a cabo necesariamente en el Congreso, sino también pueden ser en un Ministerio o una Municipalidad.

¿En qué momento hacerlo?

Pon tu tema en agenda. Tú conoces perfectamente cuáles son los problemas de tu sector. Por eso, debes hacérselo saber a las autoridades que pueden hacer algo. Recuerda llevar un mensaje claro y consistente y dejarlo en la puerta correcta.

Colabora en el diseño. No siempre los que diseñan las políticas son especialistas del servicio o actividad a regular o desregular. Por eso, es importante que quienes conocen un mercado puedan enviarles sus opiniones y propuestas. Si queremos involucrarnos en el diseño de la política pública, debemos plantear una propuesta acorde, relevante y que beneficie a toda nuestra sociedad. Algunos de los puntos a tener en cuenta pueden ser: (i) Visión: Definir cuáles son los objetivos y las metas de la política; (ii) Planificación programática: Entender cuáles son los recursos que pueden ser empleados para alcanzar esos objetivos; y, (iii) Planificación organizativa: Designar a quién tendrá el rol de liderazgo en la implementación de la política.

Implementación. La implementación de la política pública debe llevarse por los sectores y los representantes idóneos. Si tú crees que puedes hacerlo, postúlate e involúcrate en alguno de ellas.

Evaluación. Revisar el cumplimiento de una política pública es muy importante. Como parte del sector, podemos contribuir en el estudio estadístico y análisis especializado de los logros o fracasos alcanzados por su implementación. Además de colaborar en la evaluación, tenemos derecho a que se nos rinda cuentas sobre cómo se está aplicando una ley o implementando una política pública.

Derecho a Innovar

Por regla general, nos está permitido hacer cualquier cosa que la ley no prohíba. En el entorno digital, esto significa que tenemos derecho a hacer lo mismo que en el entorno analógico, con las mismas condiciones y responsabilidades. La Innovación Sin Permiso es uno de los principios fundamentales del ecosistema digital y debemos de defenderla. No pueden aplicarse reglas especiales a un negocio o emprendimiento por el solo hecho de ser digital. La única limitación son las normas legales generalmente aplicables.

Descarga: Políticas Públicas y Start Ups: Una guía de bolsillo [PDF]

Leave a reply

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.