Violencia de género en línea en tiempos de cuarentena

Durante la cuarentena, en Hiperderecho hemos notado un aumento en los reportes de casos de Violencia de Género en Línea (VGL) que recibimos en Hiperderecho. En este post queremos reflexionar sobre esto y darte algunas sugerencias sobre cómo lidiar con esta situación. Este es un contexto particularmente desafiante, teniendo en cuenta los límites de los servicios de justicia debido al aislamiento social obligatorio.

¿Qué está pasando?

Desde que se reportaron los primeros casos de Covid-19 en nuestro país y, en especial, desde la cuarentena, cada persona está enfrentando diversos obstáculos. Estas dificultades que pueden encontrarse en un nivel personal, profesional, educativo, etc., y a veces guardan cierta relación con Internet o nuestra interacción en espacios en línea.

Con el mayor uso que hacemos de la tecnología también estamos más expuestas a situaciones de vulneración de nuestros derechos. Especialmente al compartir consciente o inconscientemente aspectos de nuestra vida privada o datos personales cuando participamos de videollamadas, grupos de mensajería o plataformas de medios sociales, ya sea para trabajar, estudiar o incluso hacer sexting.

A nivel social e individual, estamos constantemente redefiniendo las fronteras entre lo que consideramos privado y público. Este nuevo contexto nos invita a pensar sobre dónde queremos poner ese límite y no dejar que nadie lo defina por nosotras. Tomar control de esta situación es particularmente importante para quienes están en una situación de riesgo, como mujeres, activistas, defensoras de derechos humanos y/o personas de la comunidad LGTBIQ+.

¿Qué podemos hacer?

  1. Si estás ante algún caso de acoso, acoso sexual, chantaje sexual o de difusión de contenido íntimo sin tu autorización, lo primero es recordar que esto no es tu culpa. Busca apoyo en tu red de soporte y confianza, que puede ser tu grupo de amigues, familia, pareja, etc.
  2. A nivel de tecnología, lo que puedes hacer es reportar el contenido y/o a la persona que esté infringiendo las normas de convivencia de la plataforma. Podrías bloquear o silenciar la cuenta o la página desde la cual estás siendo acosada. Además, las plataformas como Facebook, Twitter e Instagram tienen normas y procedimientos específicos sobre discriminación, incitación a la violencia, desnudos, cuentas falsas, etc. pero tienes que seguir el procedimiento de reporte contra la publicación, mensaje o fotografía específico.
  3. Si quieres proceder con una denuncia ante las autoridades locales, ahora o después de la cuarentena, te sugerimos que tomes fotos o capturas de pantalla al contenido violento, con la finalidad de que puedan ser consideradas evidencias. Recuerda que al encontrarnos en un Estado de Emergencia existen límites en el funcionamiento de todo los organismos estatales, pero esto no anula tu acceso a justicia.

¿Cómo proceder legalmente?

Si te encuentras ante un caso de acoso, acoso sexual o chantaje sexual que se esté produciendo en el espacio digital y deseas realizar una denuncia, puedes acercarte a una comisaría, donde están en el deber de tomar tu denunciar. Sin embargo, ten en cuenta que  los Centro de Emergencia Mujer no están funcionando durante el Estado de Emergencia, pero cualquier otro policía podría tomar tu denuncia.

Si estás en una situación donde se esté difundiendo tu material íntimo sin tu consentimiento debes buscar con asesoría legal profesional para hacer la denuncia en el Poder Judicial. Sin embargo, debido a las restricciones de la cuarentena, el Poder Judicial está focalizando sus esfuerzos en casos puntuales de emergencia, que por ahora excluyen este tipo de delito y tendrás que esperar para presentar tu denuncia.

Si estás ante cualquiera de estos cuatro tipos de violencia, lo que te sugerimos es intentar comunicarte con la Línea 100 o el Chat 100 del Ministerio de la Mujer y Población Vulnerable, que están ofreciendo acompañamiento psicológico y deberían brindarte información sobre cómo proceder según las características de tu caso. De esta manera puedes tener información actualizada sobre qué organismos del Estado están funcionando y bajo qué capacidad.

Recordemos que la tecnología no es buena o mala, es una herramienta que según como cada una de las personas la utilice puede tener consecuencias positivas o negativas. En ese sentido, es importante no olvidar la conexión entre cuerpo y tecnología, pues lo que pasa en el espacio digital tiene consecuencias reales.

Este artículo es parte de nuestra serie especial sobre la emergencia del Covid-19 y nuestros derechos digitales. Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram para a recibir nuestro análisis más reciente.

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *